En primera persona

Desde muy joven iba a ver jugar a voleibol a su hermano y, partido a partido, terminó por engancharse a este maravilloso deporte. Ahora su hermano es uno de sus mayores admiradores, “desde pequeñita María se convirtió en una luchadora nata enfrentándose a las dificultades de la vida. Su valentía a la hora de afrontar las cosas es algo admirable en ella.” Entre entrenamiento y pesas estudia enfermería y pronto cumplirá su sueño: viajar a África para ayudar en una ONG. Hablamos de María Figueroa Arroyo, la joven colocadora de Haro La Rioja.

Pin It on Pinterest