Me dijeron de pequeño

Me dijeron de pequeño

Me dijeron de pequeño dónde vas que tú no puedes… debes resignarte a tu suerte y no buscar la superación. ¡Qué importante es no escuchar a esas personas que no confían ni permiten superar las dificultades que nos encontramos en nuestra vida diaria!

Hace unos meses hacíamos un breve repaso por diferentes modalidades que tienen algunos deportes para adaptarlos a las necesidades de cada persona. Conocimos, a través de los enlaces que aparecían a lo largo del artículo, a decenas de deportistas que habían superado todo tipo de barreras que, muchas veces, les ponemos los que nos auto llamamos “normales”. Aprendimos que hay que acercar el deporte a las condiciones del que lo practica, y no siempre crear usuarios de una determinada naturaleza física. Y Bõru, tal como él mismo comentó, siempre está pendiente de recibir mensajes de personas que le cuentan historias de todo tipo, o de vivir personalmente las mismas y hacernos llegar después su relato. Y este es el caso que hoy nos ocupa.

Bõru, siendo partícipe en un partido conoció a Ángela Medina, una chica nacida en el 2005 en Sevilla y que juega al vóley en su colegio, Maristas San Fernando. Nació con una hipoplasia en su mano derecha, aunque esta nunca le ha impedido practicar deporte. Para conocer con exactitud lo que significa esa valoración médica contactamos con el Dr. Eusebio García (vinculado al vóley a través de su hija) que nos comentaba que la definición más científica entendible para todos es: “Desarrollo incompleto o defectuoso de un órgano o tejido”. Es decir, a Ángela por el motivo que fuera, no se le formó la mano derecha. Ella cuenta que, al ser de nacimiento esa falta en su extremidad, siempre ha sabido adaptarse a todo lo que le ha llegado en su vida.

Nuestra protagonista pasó de hacer balé (ballet) y danza española durante dos años (desde 2º de primaria hasta 4º) a jugar al deporte estrella de su colegio, el baloncesto. Al principio le resultó un poco difícil, pero a pesar de todo, nunca tiró la toalla y a base de esfuerzo y trabajo en los entrenamientos participó con sus compañeras en la liga andaluza benjamín. Hasta que en 5º primaria llegó el vóley al colegio y no se lo pensó dos veces.

Se trataba de un deporte desconocido para todas. Con trabajo y mucha ilusión fueron adaptándose a él, y ella misma nos cuenta: “Hemos quedado las segundas en un torneo colegial y hasta llegamos a ser campeonas de otro”

“Cada día estoy mejorando, aunque solamente entrenamos 2 días a la semana, hora y media, y los partidos los solemos tener los viernes por la tarde o los sábados por las mañanas. Mi posición en la pista en la que me encuentro más a gusto es la posición 2 y cada día voy mejorando en los saques de arriba. Mi entrenador Felipe Rodríguez me ayuda mucho y me dice que si no fuera por mi forma de ser tan tímida obtendría mejores resultados en mi juego” Le contaba a Bõru.

Fascinantes historias de superación nos rodean cada día, sal a disfrutarlas porque recuerda:

¡Este es el momento!

Artículo de Dani López: ( @DaniLopezVoley)

Imágenes cedidas por familia de Ángela

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Shares
Share This