Las selecciones desde los ojos de la RFEVB

Las selecciones desde los ojos de la RFEVB

Muchos de vosotros nos hacéis preguntas para que se las traslademos a la RFEVB. Cuestiones sobre la gestión y organización de los eventos, sobre los resultados obtenidos, sobre la presencia del voleibol en los medios… Cuestionar la realidad nos ayuda a progresar, la autocrítica o crítica constructiva, aprender del error, nos permite avanzar y mejorar en nuestros objetivos. Vosotros y todos los que de algún modo u otro pertenecemos a la “comunidad del vóley” perseguimos un mismo objetivo: llevar al voleibol nacional al lugar que se merece. Un mismo objetivo, sí, pero muchos caminos para llegar a él; Más rápidos, más lentos, más costosos o más livianos, más acertados o menos acertados, en cualquier caso, todos diferentes. Como medio de comunicación, imparcial e independiente, no podemos valorar cuál es el mejor de todos ellos pero sí trasladar vuestras cuestiones y ofreceros las respuestas que a estas nos dan. Aquí van algunas de ellas.

Comunidad Vóley ha podido hablar con Luis F. Muchaga, Director Técnico de la RFEVB, y Juan Pedro Sánchez, Secretario General de la RFEVB, sobre las selecciones, la Superliga Masculina y Femenina de Voleibol y el vóley playa nacional.

Este lunes se conoció cuál será la sede que acoja el partido de la selección absoluta masculina frente a Bielorrusia el próximo 6 de enero. El Pabellón de Los Planos, en Teruel, será el lugar donde los RedLynxes se jueguen su clasificación para el próximo Europeo. La sede que acoja el partido de la selección femenina el próximo 9 de enero contra Letonia se conocerá en las próximas semanas.  Por ello, la primera publicación es la que recoge las respuestas sobre el trabajo realizado por y con las selecciones. Allá vamos.

 

Si algo no se puede negar es lo largo que ha sido este veranos para nuestras selecciones absolutas. Largo y difícil. En mayo comenzó la concentración que dio paso a la Liga Europea, de ahí competimos en los Juegos del Mediterráneo de Tarragona, unas breves vacaciones y vuelta al trabajo para afrontar el mayor reto: el preeuropeo.

  SELECCIÓN MASCULINA

“Se ha consolidado un grupo de jugadores jóvenes. Algunos ya eran habituales y esta temporada han terminado de coger protagonismo y se han incorporado otros de buena perspectiva”, comienza Luis Muchaga hablando sobre la selección absoluta masculina, de la cual destaca el trabajo realizado en los Juegos del Mediterráneo, “el equipo dio un salto de calidad, estuvieron en un momento de forma muy interesante y hubo partidos muy buenos contra equipos muy expertos como Egipto, Túnez…”

Temporada que no ha terminado como se esperaba, “nos hubiera gustado llegar a esta época con la clasificación europea en el bolsillo. El objetivo del equipo era llegar con tres victorias y hemos llegado con solo dos. No hemos hecho los deberes que deberíamos hacer, pero no hay pegas al compromiso, el esfuerzo y trabajo.” 

Vistos los resultados de este grupo que se caracteriza por su juventud, Muchaga, ve así el futuro, “yo soy optimista, hay bases para ir consolidando un equipo competitivo en el ámbito internacional, pero hay que ser prudentes y pacientes. Esta categoría es muy competitiva y los países cada vez están mejor. Pero yo creo en este equipo, tanto en el técnico como el de jugadores. Tienen que madurar, también de forma personal, en estos meses con su club. Hay una buena base de mentalidad y compromiso.”

SELECCIÓN FEMENINA

Si nos fijamos en los resultados obtenidos por nuestras internacionales, han sido inversos a los logrados en el grupo masculino: ni en la Liga Europea ni en los Juegos del Mediterráneo se obtuvieron buenos resultados, sin embargo han obtenido más victorias en el preeuropeo.

El grupo femenino es un grupo que está haciendo un enorme sacrificio porque ha partido de un punto de inicio inferior en el ámbito internacional”, reconoce el director técnico. “Han tenido que soportar muchas decepciones como la clasificación anterior para el Europeo, y eso afecta a la confianza en ti mismo, pero han continuado y es de aplaudir lo que han hecho esta temporada; no por su nivel técnico sino porque no han bajado los brazos y han ido de menos a más. Han terminado en una situación más o menos positiva para la clasificación al Europeo, pero hay ser cuidadosos. Espero y deseo que las chicas en enero concreten la clasificación.”

También han tenido un poquito de mala suerte porque hemos perdido a Jessíca, a Saray… estamos un poquito justos de potencial y eso hace que el equipo se resienta más”, concluye Muchaga.

 

SELECCIÓN PERMANENTE Y TRABAJO CON LA BASE

Antes de la absoluta, tanto jugadores, como técnicos y federación, tienen que realizar un trabajo previo con la base. Un trabajo que responde a los objetivos de un proyecto sobre el cual también hemos preguntado.

  • ¿Qué proyecto es el que se está llevando a cabo con la base del voleibol nacional?

L.M.: El proyecto es mantener y reforzar. Nos gustaría que nuestros resultados en categorías inferiores fueran mejores, obviamente, pero creemos que, sin las concentraciones permanentes, hoy en día serían mucho peores. Por lo tanto lo que tenemos que buscar es cómo con lo que tenemos obtener mayores resultados. Todo siempre pasa por la cantidad de recursos disponibles. En el campo masculino, tenemos la suerte de que en Palencia tenemos veinte plazas y eso da muchas más opciones que las catorce plazas de Soria. Ahí ya hay una pequeña pero importante diferencia.

  • ¿Cuál es la apuesta de la RFEVB por las categorías inferiores?

L.M.: La Federación ha apostado mucho por las categorías inferiores. No hemos faltados a ninguna competición en los últimos veinte años. No siempre sale bien, porque al otro de la red hay otro equipo con las mismas aspiraciones.

  • Para los jóvenes que quieran llegar a estar en las concentraciones permanentes. ¿Qué buscan los técnicos en un jugador/a?

L.M.: Los técnicos lo que miran son tres cosas. Uno, el biotipo, no solamente la talla, sino las condiciones atléticas como la potencia o el salto pueden compensar otras carencias en el físico. En segundo lugar, los elementos técnicos. Y un tercer elemento clave es la vocación, el compromiso de dedicarle tiempo y energía a mejorar en este deporte. Muchas veces la vida de un jugador de alto rendimiento no es la misma que la de cualquier otro chico, hay que hacer muchos sacrificios y no se puede perder tiempo. Oportunidades hay muchísimas, la cuestión es estar preparado cuando te llega la oportunidad.

  • Y los técnicos, ¿cómo llegan a la selección?

L.M.: En el cuerpo técnico de las selecciones nacionales se busca dos cosas: excelencia y compromiso. Excelencia significa que pretendemos tener los mejores técnicos; y en segundo lugar, que tengan el compromiso que significa lo que es trabajar para una selección, que es aportarle a este deporte una visión amplia, nacional e internacional. Esto a veces es compatible con otros cargos en otros clubes y otras veces no.  Nosotros no tenemos demasiadas contrataciones a tiempo completo, tenemos las que podemos, nos gustaría que todo el personal de la Federación tuviera una dedicación mayor pero muchas veces no se puede y necesitamos a mucha gente que haga colaboraciones regulares, para varios años, o puntuales.  No hacemos concursos públicos. Vamos detectando quiénes son los técnicos que reúnen estos perfiles. Por último, tienen que acercarse los técnicos. Es muy difícil llegar a todo el mundo y por eso hay que acercarse a las competiciones, a las concentraciones… eso ya muestra un interés. 


     “Todo siempre pasa por la cantidad de recursos disponibles” 


  • Hay un trabajo de base, hay unos resultados de las absolutas con buenas perspectivas, sin embargo también hay renuncias en las convocatorias. ¿A qué se debe esta situación?

L.M.: Hasta donde yo sé, muchas veces forma parte de un diálogo previo entre el técnico y el jugador. Otros jugadores pueden poner problemas de disponibilidad… Este año hemos estado todo el verano, casi treinta y cuatro semanas de selección sin descanso. Si comparamos con otros deportes comparativos al nuestro como el baloncesto o balonmano, sus periodos de selección son mucho más cortos, tienen seis semanas y ya. Imagino yo que el deportista después de estar todo el año con su club puede tener problemas para integrarse en su selección, económicos, familiares, de estudios… En los estudios justo coincide el periodo de concentración y de exámenes, ahí podemos hacer bien poquito. Los problemas económicos, ya nos gustaría poder resolverlos nosotros, pero llegamos hasta donde podemos y entendemos que las ayudas que les damos no las consideren suficientes como para predisponerse o integrarse en la selección. Aunque las ayudas que tenemos en la selección han ido mejorando después del bajón de la crisis, la ayuda más alta son unos ciento veinte euros semanales. Si la multiplicamos por la cantidad de jugadores y semanas que hay de concentración, lo que se da es lo que podemos asumir hoy por hoy. Hemos ido mejorando, no todavía lo que nos gustaría, en pabellones, hoteles, equipamiento, tratamiento médico, viajes… lo que pasa es que no podemos mejorar todo de una vez. Por eso estamos orgullosos del esfuerzo y sacrificio de los jugadores y técnicos, porque es difícil para ellos y sin embargo han dicho: “aquí estamos y vamos a mantener la selección en un buen nivel.” Y para aquellos que no se van a sentir cómodos es mejor que no estén. No son muchos los que renuncian, hemos echado en falta a pocos jugadores y en estos momentos no echamos de menos a nadie.

 

Estamos acostumbrados a ver a las selecciones durante el verano pero el sistema de competición está en constante cambio y en este preeuropeo la novedad, no solo es que los partidos se juegan a ida y vuelta, sino que la clasificación termina en enero.

“El voleibol va a ir al sistema de ventanas como tiene el fútbol. En la ventana de enero supone concentrarlos entre Navidad y Nochevieja y volver a trabajar en enero de cara a los dos partidos”, nos explica Luis Muchaga.Nuestro desafío está contra Bielorrusia. No podemos perder. Las chicas empiezan en Rumanía, donde tendrán tendrán que jugar técnicamente bien. Estamos intentando poder jugar algún bilateral previo, pero no sabemos cuándo será ni contra quién. Estamos trabajando en ello”, concluye el Director Técnico de la Real Federación Española de Voleibol.

Luis Muchaga, Director Técnico RFEVB


 

El trabajo con las selecciones no es solo deportivo. El grupo de jugadores que representa deportivamente un país tiene que contar también con un trabajo de organización y gestión  en los despachos que les permita alcanzar sus objetivos en las pistas; con una afición que les siga y les apoye en ellas; con unos medios en los que tengan presencia para que el resto del país sepan que existen y lo que están haciendo. De ello hablamos a continuación.

Empezamos hablando sobre la emisión del voleibol en general y la presencia de este en Teledeporte en particular, “cuando se hace el acuerdo nosotros sabemos que el voleibol no es un deporte preferencial, tenemos que reconocer que no somos fútbol, baloncesto, tenis o ciclismo. El contrato que tenemos es incompatible con otros acuerdos y prioridades que tenemos, el voleibol se mueve y ya está. No es lo que nos gusta, pero es lo que hay”, nos explica Juan Pedro Sánchez, Secretario General, cuando le preguntamos por qué si Teledeporte anuncia un partido de la selección española de voleibol luego no lo emite por televisión sino que lo desplaza a su canal +TDP.

 

“Nos adaptamos porque queremos estar ahí. Si el día de mañana nuestro deporte y selección puede dar mejores resultados y tiene más espectadores, podremos exigir tanto a esta cadena como a otra.”

 

 

  • Es cierto que los últimos partidos disputados en casa, tanto de la selección femenina como de la masculina, se pudieron seguir en directo por Teledeporte. Toda una tarde de voleibol nacional en televisión. Pero también es cierto que la semana anterior, en el debut de la selección masculina en el preeuropeo estaba programado el partido y no se emitió por televisión. Y no es la primera vez que pasa algo así con Teledeporte. ¿Por qué suceden estos cambios?

J.P.S.: Teledeporte tiene la intención de comprometerse con nosotros pero si llega una tenista española que se clasifica para una ronda que no se esperaban, ellos nos dicen que nos van intentar dar otra opción porque hay otras prioridades. Lo que ocurre es que, por ejemplo, nos quitaron un partido de la liga de chicas por dar una final de rugby en la que no participaba España, mandamos la queja y televisión nos dijo que tenían un contrato para dar una final. No podemos hacer presión porque si no, no firmamos el contrato y el voleibol se queda fuera. Tenemos que demostrar que estando ahí la gente ve el voleibol, aunque sea una forma lenta preferimos hacerlo así y no rápido y quedarnos fuera.

  • ¿Qué ocurre con la imagen de gradas vacías?

J.P.S.: Somos partidarios de poner los partidos en horas en las que, aunque haya menos gente en el pabellón, va a haber más audiencia.

  • Los seguidores del voleibol lo achacan más a la elección de las sedes para los partidos. ¿Qué se tiene en cuenta a la hora de elegir una ciudad y no otra?

J.P.S.: Tenemos dos condicionantes. La fecha, que nos la fija la federación europea con mucho tiempo, si luego viene un evento posterior, por temas de televisión podemos modificar un poco el horario pero no la fecha; la europea este año con el sistema de ida y vuelta no dejaba margen, no te dejaba elegir día; si ya sabemos que hay un partido de fútbol no podemos hacer nada.  Luego está el tipo de pabellones. En el pabellón la europea te exige unos requisitos que van en desacorde con la realidad de los espectadores, porque requieren aforo de más de dos mil quinientos espectadores. Es más fácil llenar un pabellón de ochocientos, pero si no es homologado, la europea, por mucho que lo intentes, no te deja jugar allí.

En Madrid hay dos pabellones de esas características pero son demasiado grandes. Hay que buscar pabellones que tengan disponibilidad desde el día de antes para montar el Taraflex, que dejen a las selecciones entrenar el día de antes, entonces el Taraflex impide que se pueda emplear el pabellón para otras actividades. No todos los sitios te dejan.  Leganés, por ejemplo, es un sitio ideal para nosotros, nos dejan uno o días el pabellón pero no una semana.

  • ¿Y Guadalajara o Valladolid sí cumplen esas condiciones?

J.P.S.: Vamos allí porque el pabellón recoge las medidas y los jugadores pueden entrenar toda la semana. La gente se queja mucho de que vamos siempre a las mismas ciudades, pero en esas ciudades el público no tiene excesivas dificultades, porque desplazarse a Guadalajara no supone mucho esfuerzo si te gusta el voleibol.

También hay un tema de costes y en qué ciudades te dan facilidades. Me puedo ir a Melilla, que puede no ser un sitio ideal, pero si te financian la organización del evento, te permite seguir haciendo eventos. Este año, de doce partidos, diez han sido de liga europea y todos con coste de producción televisiva. El satélite casi vale diez mil euros, pues eso ya han sido cien mil euros en total. Hemos hecho eventos interesantes en los que se ha pedido dinero de entradas, pero eso funciona cuando te estás jugando una clasificación, de continuo puede cansar. Nosotros ojalá pudiéramos llevar a las selecciones a diferentes ciudades y promocionarlas, pero si tampoco hay garantías…

  • Sin embargo el vóley playa sí llena gradas, sí cambia de ciudad y sí sale en televisión. Son deportes diferentes pero, ¿no podrían copiarse ideas y trasladarlas al voleibol para atraer a más público y más medios?

J.P.S.: El vóley playa tiene un extra añadido, que es que quieren hacer que el público se divierta, que el deporte sea dinámico. Madison lo está haciendo bien y hacen que el público sea parte del espectáculo, y eso en el voleibol es más difícil. Es difícil que el público vaya una hora antes a divertirse; en voleibol el momento del calentamiento, si se hace mucha historia se puede desconcentrar a los jugadores. Sí que en otros deportes o eventos internacionales se pueden hacer, pero no se puede de continuo.

Además, la RFEVB recibe una subvención del Consejo Superior de Deportes del cincuenta por ciento menos que hace unos años y los recursos son limitados, si me lo gasto en espectáculo puede haber carencias en otras cosas, en preparación o planificación de competiciones. Los patrocinios en pista van muy de la mano de los resultados. Si no te clasificas para europeos no sales en televisión. En España, con el nivel que tiene el deporte, si no vas a pelear por las medallas es que no eres nadie. Concluye el Secretario General de la Real Federación Española de Voleibol.


 

Rosa Royo y Pilar Barbó

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Shares
Share This