La nueva normalidad no traerá una nueva Supercopa al voleibol español

La nueva normalidad no traerá una nueva Supercopa al voleibol español

La semana pasada se conoció la propuesta por parte de CV Guaguas de disputar una Supercopa 2020 entre cuatro equipos. Dicha propuesta tenía que ser aceptaba por CV Teruel y Unicaja Costa de Almería. Hoy hemos conocido la respuesta de ambos clubes a este nuevo formato.

El pasado miércoles 17 de junio, los clubes de la Superliga Masculina se reunieron con la Real Federación Española de Voleibol. En esta reunión como las anteriores, todas de carácter consultivo, se presentaron distintas propuestas y se aprobaron otras de cara a la competición de la próxima temporada 2020-2021, todas ellas supeditadas a la aprobación, o no de la Asamblea General prevista para el próximo 11 de julio. La que más llamó la atención fue la presentada por el CV Guaguas respecto a la Supercopa 2020, que no solo levantó expectación entre clubes y afición de la SVM, sino que también tuvo efecto en la Liga Iberdrola, pues IBSA CV CCO 7 Palmas, presentó propuestas similares en la posterior reunión del mismo carácter que la RFEVB tuvo con los clubes de la Liga Iberdrola.

El nuevo conjunto canario, nuevo porque entra en la SVM adquiriendo los derechos de CV 7 Islas, no porque el nombre y la directiva de CV Guaguas sea nuevo en el voleibol nacional, precisamente, propuso disputar una Supercopa entre cuatro equipos: los tres primeros clasificados al dar por finalizada la competición más el organizar, ellos. Ushuaïa Ibiza Vóley, al escuchar la propuesta se puso rápidamente a trabajar en una contraoferta para así poder disputar el primer trofeo de la temporada, ya que el conjunto pitiuso quedó como cuarto clasificado en la tabla. Tanto la oferta de CV Guagas, como la que podría presentar Ushuaïa Ibiza Vóley, o el club que fuera, no se llevaría a cabo si CV Teruel, Campeón del Copa del Rey 2020, o Unicaja Costa de Almería primer clasificado al dar por finalizada la temporada 201-20, no aceptaban el nuevo formato. Ayer lunes era el día en que tenían que comunicar una respuesta a la RFEVB, como informaron en el programa de Comunidad Vóley, “Coloquios en la fase V” (que puedes volver a ver pinchando aquí), tanto Carlos Ranera, presidente de CV Teruel, como Juan Ruiz, presidente de CV Guaguas.

Hoy miércoles 24 de junio, Unicaja Costa de Almería publicaba una nota de prensa en la que su presidente, Ramón Sedeño, explicaba la aceptación de este formato porque “hemos entendido claramente el mensaje del mundo del vóley de este país, y nuestra respuesta no podía tener un sentido negativo a algo que parece que ha entusiasmado a la inmensa mayoría de los aficionados”. Además, el directivo del conjunto ahorrador explicaba: “más importante que otro título en la vitrina, porque obviamente va a ser mucho más difícil ganarlo con el formato que se propone, es que este deporte regrese con un golpe de efecto, ofreciendo un producto espectacular, midiendo a cuatro equipos del más alto nivel en un fin de semana apasionante que endulce con ilusión ese mal sabor de boca que ha dejado el final extraño de la temporada”. Palabras que secunda el técnico almeriense, Manuel Berenguel, que añadía: “Para mí (la Supercopa) sigue siendo un punto de referencia, y qué mejor que hacerlo a cuatro; a mí me interesa jugar cuantos más partidos mejor, y ver dónde estamos y qué tenemos que mejorar y qué no.”

Ante la ausencia de comunicado alguno por parte de CV Teruel, Comunidad Vóley ha contactado con su presidente, Carlos Ranera, quien ha explicado que, en el día de ayer, dentro del plazo anunciado en el programa del sábado de Comunidad Vóley, comunicó a la RFEVB su negativa al nuevo formato, no por no creerlo apropiado en sí, sino por el “tiempo y forma  en que se ha presentado”. El presidente del club aragonés, ha informado a este medio de cada paso dado para llegar a tomar esa decisión: se convocó a la Junta Directiva del club para informar a todos los miembros y, entre todos llegar a un consenso en el que también tuvo su papel el cuerpo técnico del club, que mediante reunión telemática transmitió al presidente su opinión sobre el nuevo formato.

“El CV Teruel, dadas las circunstancias con las que se ve a tener que desarrollar la temporada 2020-21, en la que aumenta el compromisos de viajes y partidos, playoffs entre ocho equipos; Copa del Rey entre ocho equipos; Partidos entre semana por el aumento de 12 a 14 participantes en la SVM, además de las fechas en la que se desarrolla el Preeuropeo masculino, lo que hace que hasta la segunda semana de septiembre no estén libres los jugadores internacionales, considera que este año no toca realizar un torneo así. Sí somos partidarios de nuevas propuestas pero presentadas en tiempo y forma”, declaraba su presidente, Carlos Ranera a Comunidad Vóley, quien destacaba que el club en ningún momento se opone a crear espectáculo en torno al voleibol, “por ello nuestros jugadores asisten al All Star, por ejemplo”, ni a que este trofeo el próximo año pueda ser “un gran evento en una sede neutral, como Madrid, por ejemplo, en el que también se incluyan clinics con niños y un gran evento de Peque Vóley, pero presentado con tiempo, no en función de cómo ha terminado la competición.”

 

LA SUPERCOPA IBERDROLA

Como comentábamos al comienzo del artículo, la propuesta de CV Guaguas llevó a IBSA CV CCO 7 Palmas, equipo de la Liga Iberdrola, a presentar en la reunión del pasado viernes 19 de junio con la RFEVB, un formato similar. Dos formatos exactamente. Uno en el que se incluyera a los seis primeros clasificados en el momento de la finalización de la Liga Iberdrola y otro entre los cuatro primeros (lo que le excluiría de la competición pese a ser el organizador). Además, podría disputarse también en esa misma semana la primera jornada de la liga regular y así realizar una gran presentación de la temporada 2020-21 de la Liga Iberdrola. Ninguna de las dos propuestas fue apoyada mayoritariamente por los equipos de dicha categoría, incluidos aquellos que, por su posición en la tabla, de ningún modo se veían implicados en dicha competición tomase el formato que tomase.

Hay que destacar que tanto en la propuesta presentada para la Supercopa masculina, como para la femenina, los clubes organizadores se comprometían a pagar los hoteles, dietas y traslados en las islas de los equipos participantes.

Además, en el caso de la Supercopa Iberdrola (femenina) se da la peculiaridad de que la pueda disputar CV Sayre Cc La Ballena, equipo que sube a la máxima categoría del voleibol nacional desde la Superliga 2 femenina al adquirir los derechos del ya desaparecido CV Logroño, equipo Campeón de la Copa de la Reina 2020. El programa “Coloquidos en la fase V también contó con la presencia de Alberto Rodríguez, técnico del conjunto canario, quien informó que este martes el club se reuniría para tomar una decisión sobre si disputaban o no la Supercopa, “ya que no nos hemos ganado ese puesto en la pista, pero, claro, tampoco los que han quedado por debajo en la tabla”. Fuentes cercanas al club, han confirmado a Comunidad Vóley que, si la Asamblea General de la RFEVB del próximo mes en la que se aprobarán las normas de competición de la temporada 2020-21, ratifica su derecho a participar en la Supercopa por haber adquirido los derechos del CV Logroño, el club CV Sayre Cc La Ballena, sí participará en ella.


Aquí puedes leer la nota de prensa de Unicaja Costa de Almería

Aquí puedes leer la propuesta presentada por IBSA CV CCO 7 Palmas

 

Comunidad Vóley
Imagen cabecera: Unicaja Costa de Almería

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Shares
Share This