César Hernández: “En Vakifbank no se para”

César Hernández: “En Vakifbank no se para”

Cuando en España se cierran los últimos fichajes y los clubes comienzan sus entrenamientos, en Turquía hay un equipo al que no frena ni una pandemia: el Vakifbank.
Este próximo fin de semana se enfrentarán a la primera competición de la temporada, la Copa de Turquía y solo tres días más tarde a la siguiente, la Supercopa. Y aunque este verano ha sido diferente, las turcas no han parado ni un momento para llegar en mejores condiciones a estas competiciones pese a lo apretado del calendario. César Hernández, técnico asistente del equipo, nos ha contado cómo afrontan estas próximas fechas tan importantes, cómo han gestionado en Turquía el tema Covid-19 y voleibol, sus pretensiones para el año que comienza y varias cosas más.

Comunidad Vóley: ¿En qué ha consistido el trabajo de este verano del equipo?
César Hernández: Nosotros hemos estado durante toda la cuarentena en contacto con todas las jugadoras.
No hemos hecho ningún entrenamiento virtual porque hemos comprobado que todo el trabajo que envíanos lo estaban haciendo en casa. Como no podíamos trabajar en el pabellón, repartimos el material del gimnasio entre las jugadoras para que lo pudieran usar en casa.
Tenemos una competición interna tipo japos que hacíamos con la selección, aquí hacemos lo mismo, se llama bagherone. Van sumando puntos cada vez que ganan, así que lo que hicimos fue mantener de algún modo algunos challenges con ellas, bien por tiempo, número de repeticiones o cosas así, era una manera de mantenerlas motivadas.

El equipo turco ha podido contar con todas jugadoras y técnicos. Tan solo las dos jugadoras serbias, la americana y el propio César que llegó el 17 de julio, se han incorporado un poquito más tarde.

C.V.: ¿En qué se ha diferenciado el trabajo de este verano respecto a veranos anteriores en los que sí había competición internacional?
C.H.:
 Hay una diferencia muy grande. La primera es que partimos de una inactividad muy larga. Las jugadoras que tenemos son jugadoras que tienen alrededor de una semana de descanso. Todas las jugadoras son internacionales por lo que cuando terminan con el club empiezan con las selecciones y este año ha habido jugadoras que han estado tres meses sin tocar balón, así que el punto de partida ha sido diferente.
La ventaja es que esta pretemporada hemos comenzado con la plantilla casi al completo, lo que nos ha permitido ir poco a poco, entrenando con calma para prevenir lesiones y a partir de tercera semana ya hemos podido hacer trabajo de seis contra seis con mucha intensidad.

C.V.: ¿Qué protocolos y medidas habéis tenido que seguir para poder entrenar? ¿Han variado en algún momento?
C.H.:
 Una vez por semana pasamos un test Covid; En el pabellón no puede entrar nadie que no forme parte del equipo, cuerpo técnico o cuerpo médico;
Nosotros accedemos con una indumentaria al pabellón con la que directamente vamos a los vestuarios y nos cambiamos, sobre todo las zapatillas. En todo el pabellón hay dispensadores de gel hidroalcohólico y los técnicos siempre estamos con mascarillas.
Una de las cosas que hemos decidido es no jugar ningún amistoso por el tema de no entrar en contacto con otros equipos.

La liga turca este año va a ser muy larga, de muchos partidos. Empezará en septiembre y Vakifbank jugará 12 o 13 partidos, prácticamente uno cada tres días, “venimos con el riesgo de que llevamos con mucho tiempo de inactividad, es verdad que nosotros vamos a acumular nueve  semanas de entrenamiento antes del primer partido de competición pero sí que hay que controlar y tener cuidado por ese volumen de partido que nos va a obligar a rotar jugadoras“.
La liga se comenzará sin público y todos los equipos en zona separadas, sin el saludo inicial ni cosas así. Todos los viajes que se pueda se harán en autobús para así evitar aeropuertos.
Con la Champions toca un poco esperar, el primer partido lo tenemos en noviembre, habrá que esperar a cómo está la situación cuando llegue noviembre“.

C.V.: Realmente ¿existen vacaciones en Vakifbank?
C.H.:
 No. Aquí no se para nunca. Incluso en verano las jugadoras que no tienen selección nacional están entrenando aquí en el club. Es verdad que es un entrenamiento diferente, más físico, a lo mejor tenemos cuatro o cinco jugadoras que complementamos con jugadoras de la escuela para hacer acciones de juegos, pero siempre hay alguien entrenando.

La primera competición a la que se enfrenta el Vakifbank es la Copa de Turquía. Este año son 16 equipos en la liga y la federación turca ha decidido iniciar el año con la Copa de Turquía con un torneo de cuatro equipos en cuatro grupos. Entonces los 2 primeros equipos de cada grupo (establecido por ranking de la liga regular del pasado) accederán a un cruce de cuartos de final que se jugará en febrero 2021. Después de ese cruce, cuatro equipos se clasifican para una final four. “Nosotros estamos con Ilbank, un equipo nuevo y Nikufer. En teoría el equipo fuerte será Nikufer, lo único que tendremos que intentar clasificar primero para tratar de evitar un primero en el cruce de cuartos“.

Como nos cuenta César, arrancarán a tope, y es que justo “el miércoles siguiente jugamos la Supercopa, un partido único contra Eczasibasi, el equipo que terminó segundo en la liga y ahí sí que es una final y nos jugamos el primer trofeo del año. Estamos entrenando bien, Eczasibasi es un equipo fuerte, las extrajeras que tiene son todas internacionales y las turcas también. El año pasado ya nos ganaron en la Supercopa y este año vamos a intentar resarcirnos de ello.
Uno es un torneo de tres partidos y otro es una final. Al jugar ambos en tan poco tiempo, vamos a intentar rotar a las jugadoras porque venimos de un parón largo, estamos jugando amistosos dentro del equipo, no tenemos esa intensidad de tres partidos seguidos. En la medida de lo posible intentaremos que sean partidos cortos (Copa de Turquía) y llegar lo mejor posible a la Supercopa
“.

C.V.: Y en noviembre, Champions. ¿Qué valoración haces del grupo C en el que ha sido encajado Vakifbank?
C.H.:
 Es un grupo al que a priori tenía un poco de miedo, en el 4º bombo, que suele haber equipos de menos nivel, este año estaba Fenerbache y Novara y en ese cuarto bombo van a aparecer también Dinamo de Moscú, Scandicci y Stugart y un equipo polaco. Pero por el formato en el que clasifican los cinco primeros y los tres mejores segundos, si te toca un grupo en el que está la cosa muy reñida, el problema es que el segundo puede no clasificar.
Nos ha tocado un equipo francés, Mulhouse, que lo está haciendo bien, además en su campo los aficionados (si hay público) aprietan mucho y es difícil de jugar. Luego tenemos a Maritza PLOVDIV, un histórico en Europa, un búlgaro en cuyo pabellón también es difícil jugar; Seguramente nos aparezca también un polaco con mucha tradición en competiciones europeas también a tener en cuenta. El objetivo es acabar primeros y hacerlo como uno de los mejores para ser cabeza de serie. Creo que podremos solventarlo. Si nosotros estamos bien, terminaremos primeros en el grupo.

Sobre la liga y la Champions, César espera que se pueda desarrollar completamente. “Con lo apretado que está el calendario, si hay un parón, es complicado. Espero que vayamos cumpliendo los protocolos, es difícil que no haya algún positivo en algún equipo y que no se puedan desplazar y jugar algún partido pero entonces habrá que ver la manera de poder encajar ese partido en cuanto se pueda“.

El Objetivo de Vakifbank para esta temporada es ganarlo todo. “Este año estamos pendientes de si la FIVB decide organizar el campeonato del mundo de clubes, a día de hoy no se sabe todavía ni sede ni si se va a jugar y a día de hoy participamos en copa de Turquía, Supercopa, liga turca y Champions League, que son cuatro trofeos. El objetivo es ganar los cuatro. En Vakifbank no hay otra meta que no sea ganar todo lo que se pueda”.

C.V.: Un deseo personal:
C.H.:
 Que consigamos superar esta situación que estamos viviendo todos, que no está siendo fácil para nadie, mucha gente lo está pasando mal así que estoy convencido de que saldremos pero espero que sea de la mejor manera posible. Y esperar que todo esto se controle y se puedan jugar los JJOO, estamos clasificados con Corea, es un sueño por el que llevo 20 años trabajando para poder estar en un banquillo de unos JJOO, conseguimos la clasificación en enero y no se han podido disputar este año, sería la primera vez en la historia que no se celebran unos JJOO y me encantaría poder disfrutarlos.

 

Miriam Escuín
Imagen portada: Vakifbank

 

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Shares
Share This