César Hernández: “he tenido siempre buenos consejeros”

César Hernández: “he tenido siempre buenos consejeros”

El técnico español César Hernández, se encuentra en pleno torneo clasificatorio para Tokio 2020. Entre entrenamiento y entrenamiento ha hablado con Comunidad Vóley para contarnos cómo está viviendo este camino hacia su sueño: participar en unos Juegos Olímpicos.

Hernández comenzó 2019 en Italia, concretamente trabajando con Savino del Bene Scandicci, logrando por primera vez en la historia del club participar en la Copa de Italia y acceder a cuartos de Champions League. Al terminar la temporada cambió de club y se trasladó al banquillo de Vakifbank, en Estambul, donde a comienzos de temporada disputó la Supercopa de Turquía; el primero trofeo en juego no llegó pero sí el bronce en el Campeonato del Mundo de clubes al vencer a Novara 3-0. Entre Italia y Turquía, César, pasó el verano en Corea, cuya selección femenina estrenaba staff europeo, algo novedoso en el equipo, para alcanza un objetivo en 2020: clasificarse para los Juegos de Tokio2020; mientras tanto, ha disputado el Campeonato Asiático, donde se enfrentaron en semifinales a un Japón que “nos defendió prácticamente todo, especialmente en el cuarto set donde terminaron con unas 22 defensas mientras que nuestro objetivo está en 12 defensas contra atacables por sets.” Corea no llegó a la final pero sí pudo lograr el bronce, con la familia del técnico madrileño como testigo, “aunque no fuese una final, ver a mis padres emocionados después de tantos años, quedará siempre en el recuerdo.”  La Copa del Mundo también fue otro gran reto para Hernández porque “se juegan 11 partidos en 14 días, tuvimos que analizar unos 56 partidos durante esos días, casi no dormimos, es una paliza tanto para jugadoras como para staff pero jugar en Japón es una pasada.” Y también la Volleyball Nations League, “una competición impresionante, durante cinco semanas estás viajando alrededor del mundo, se juegan 15 partidos y no pasas por casa. Salimos de Corea a Serbia, China, EE.UU.,Italia y de nuevo a Corea, por lo que compartes muchos momentos y entrenamientos con las mejores selecciones del mundo. Una experiencia muy bonita.” Durante estos días, el billete de Corea para los próximos Juegos Olímpicos se juega en Tailandia.  César Hernández ha hecho balance sobre su 2019, un año cargado de vóley, y sobre lo que supone este comienzo de 2020.

Después de disputar la Copa de Italia, con un formato final four en el que se paraliza toda la competición femenina italiana y así todos los aficionados pueden trasladarse al lugar donde se celebra, “es el país del vóley en Europa, trabajar dos años allí es una de las cosas más bonitas que me ha pasado,” y acceder a cuartos de la Champions: “la mejor competición del mundo. Una vez has jugado la Champions, la quieres jugar siempre”, el técnico madrileño, que comenzó a entrenar hace casi 20 años (en 2001), se trasladó a Turquía, cuya liga combina partidos de mucha intensidad con otros de menos nivel en los que Vakifbank se permite cambiar el modo trabajo, “además hay una cosa curiosa y es que de los doce equipos ocho son de Estambul, por lo que prácticamente no me muevo de casa.” En Turquía la Supercopa fue “como una final de campeonato del mundo por las jugadoras que había en ambos equipos” y disputar la semifinal del Campeonato del Mundo de clubes, una experiencia que César nunca olvidará, “había un protocolo de entrada ya que el calentamiento lo realizábamos fuera de la pista, estaba todo apagado, anunciaban a las jugadoras de una en una, el público iluminando con lo móviles, esa sensación de  mariposas en el estómago no lo olvidaré nunca.”

Si a todo ello le sumamos lo que está viviendo con la selección femenina de Corea desde este verano, no es de extrañar que el técnico madrileño se sienta “muy afortunado”. Hace casi veinte años (en 2002) que entró a formar parte de la Selección Española femenina con Aurelio Ureña como entrenador, tan solo dos años después de terminar la universidad, “fue todo muy rápido y ahora que echo un poco la vista atrás solo puedo estar agradecido al vóley y a todas las oportunidades que me han dado para seguir mejorando. El vóley me lo ha dado todo, una cantidad de experiencias, de conocer gente, culturas, países… que ninguna otra cosa en el mundo me puede haber dado algo parecido. Sobre todo agradecido porque he podido estar haciendo lo que me gusta en los mejores sitios posibles”, como por ejemplo, estar a un paso de participar en unos Juego Olímpicos, “hace veinte años me metí en la cabeza el objetivo de alguna vez estar en unos JJOO y ahora tengo la oportunidad de luchar y competir por estar en Tokio2020.” César, nos explica que siempre ha tenido la suerte de estar cerca y trabajar con gente muy competente, “desde selección española a los clubes”, por lo que no ha echado en falta ningún consejo durante su carrera, “siempre me han ayudado mucho, no me ha faltado nada. He tenido siempre buenos consejeros.”

Con todo lo vivido en 2019, el año nuevo comenzó de forma tranquila, “saliendo a dar una vuelta por el centro de Corea.” Allí, según nos explica el técnico, nuestro año nuevo lo celebran cenando en parejas o con amigos “pero sin demasiada celebración como hacemos nosotros con las uvas y todo el ceremonial de las cena,” mientras que el año nuevo chino lo celebran más con la familia, “salimos a dar una vueltecilla pero tampoco mucho porque el día 1 tuvimos entrenamiento, hay que tener la cabeza en la clasificación de los JJOO, si lo conseguimos sí que tendremos un gran motivo de celebración.”  Lo que más le ha sorprendido a César Hernández de Corea es la cantidad de fans que hay en torno al voleibol, “hay una liga profesional de pocos equipos, son seis, pero detrás tienen gente de marketing que ha trabajado muy bien, ponen todos los partidos por tv, hacen un espectáculo impresionante, tanto para la gente que va a ver el partido en directo como para la gente que lo ve por la televisión. Hay cantidad de fans.”

 

CAMINO A TOKIO 2020

Al caer 3-2 ante Rusia en el torneo intercontinental clasificatorio para Tokio 2020 de este verano, Corea vuelve a tener otra oportunidad esta semana en el torneo que se disputa en Tailandia. En el Grupo A compiten Australia, China Taipei y Tailandia, y en el Grupo B lo hacen Indonesia, Irán, Kazajistán y Corea. Los dos primeros de cada grupo pasan a semifinales y se cruzan primero contra segundo y segundo contra primero. Tailandia y China Taipei son los favoritos del Grupo A, mientras que Kazajistán y Corea lo son en el Grupo B. El objetivo que persigue Corea, equipo con el que trabaja César Hernández, es no cruzarse con Tailandia hasta la final, pero hasta llegar allí él mismo nos explica qué espera de la competición: “la competición irá creciendo de nivel, además el equipo irá cogiendo ritmo de juego durante ella ya que no tenemos partidos amistosos, por lo que empezar con Indonesia e Irán es importante. Tenemos que luchar para quedar primero en el grupo y evitar a Tailandia en el cruce. La semifinal sería, presumiblemente, contra China Taipei, un equipo muy rápido, que utiliza muchas combinaciones, te exige mucho y como empieces a perder la paciencia en bloqueo, son equipos que te pueden complicar mucho la vida, muy técnicos y con mucha variación de golpes en ataque.”

Primer partido: superado

El primer partido hacia Tokio2020 fue contra Indonesia hoy 7 de enero. A las 7 de la mañana la selección coreana ya se encontraba desayunando para poder realizar los entrenamientos y descansos en el horario adecuado para que, cuando sonara el pitido inicial a las 15:30h. (local) todo saliese según lo previsto. Indonesia cuenta con dos jugadoras fuertes en ataque y bloqueo, pero Corea tiene como arma su saque, el que mejor estadística obtuvo entre todos los equipos de la VNL, “será muy importante y conforme avancemos será decisivo.”

El partido transcurrió según lo previsto, incluidos los nervios del comienzo al enfrentarse a tal competición, “es normal que la gente esté algo nerviosa pero, poco a poco, hemos ido ajustando, metiéndonos en el partido y tras un primer set con algo de tensión, en el segundo y tercero incluso hemos realizado rotaciones con jugadoras de banquillos que han tenido buena aportación”, nos contaba el técnico español al finalizar el primer encuentro. “Mañana lo mismo, a seguir trabajando para mejorar, el vídeo será sobre cosas que tenemos que ajustar de cara a los próximos rivales.”

Este miércoles se enfrentan a Irán y el jueves a Kazajistán, partido en el que, salvo sorpresas, se decidirá el primer y segundo clasificado del grupo. Después, si evitan a Tailandia en semifinales, se luchará ante China Taipei y, finalmente, ante las anfitrionas del torneo en busca del deseado pase a Tokio 2020: “hemos estado seis meses trabajando para ese partido. Espero que todo el mundo llegue bien, que el equipo haya ido cogiendo el ritmo competitivo necesario, ese partido es el todo o la nada.”

Sigue la competición pinchando aquí

Vuelta a “casa”

A mediados de mes, César volverá a Estambul para entrenar con Vakifbank y continuar con la liga turca y las competiciones en las que participa un club donde el equipo cuenta con “un pabellón propio, una sala de pesas enorme donde tenemos de todo, salas de vídeos, despachos para los entrenadores, zona fisioterapia… Es un club con una estructura altamente profesional; Un staff grande en torno al equipo con psicólogos, gente de prensa, fisioterapeutas, osteópatas… No hay nada que no te puedas plantear, no hay nada que tengas que adaptar porque no hay material y eso ayuda mucho a que el trabajo tenga mucha calidad.”


Sobre el voleibol español

Desde que llegó a Turquía, el técnico español ha tenido un partido cada tres días entre liga, Supercopa, Champions y Campeonato del Mundo de Clubes, por lo que no le resulta fácil ver en directo los partidos de la competición española, pero sí que sigue los resultados y la clasificación, “y la sensación es que vamos mejorando un poquito en cuanto a nivel pero que falta mucho todavía, hay que seguir trabajando. Sí tengo la sensación que los clubes están haciendo un esfuerzo muy grande para intentar mejorar el nivel de las superligas y eso es muy importante.”

César Hernández reconoce que sigue en contacto con la selección española, “hicieron muy buen papel en el Campeonato de Europa, ambas selecciones, pasaron la fase de grupos que era lo importante. Al final, eso te hace estar compitiendo con los mejores y te hace crecer, no hay otra forma de crecer que jugar contra los buenos. Ambas selecciones están en línea ascendente de trabajo y ahora hay dos años para el próximo campeonato de Europa, es importante que el equipo siga estando en ese tipo de competiciones, tanto para los chicos como para las chicas.”


César cierra la entrevista con un deseo para 2020: “ser felices, que se cumplan nuestros objetivos, sí, pero que seamos felices a nivel personal, que estemos bien , que la salud nos permita hacer de todo y que la gente que haya perdido un poco el foco porque han perdido el trabajo o posibilidades, mantengan la fe, el trabajo y recuperen cuanto antes esa posibilidad de seguir creciendo, que es importante.”

 

 

Gracias, César, por dedicarnos siempre unos minutos desde cualquier parte del mundo.
Comunidad Vóley
Imágenes: César Hernández

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Shares
Share This