La importante victoria de la selección española en Teruel

La importante victoria de la selección española en Teruel

La aventura de los Red Lynxes comenzaba el 15 de agosto. Su camino hacia el europeo, curiosamente, comenzó como ha acabado: ganando por 3 sets a 0 ante Georgia.

De Melilla viajaron hasta Bielorrusia, donde perdieron 2 a 3 aunque consiguieron un importante punto. De nuevo en Melilla, los de Fernando Muñoz, ganaron a Noruega por 3 a 1, sin embargo, fue en tierras nórdicas donde la selección se llevó un varapalo. Perdió en el desempate, pero ese 3-2 les hizo salvar un valioso punto para cerrar su clasificación en el europeo en la concentración de invierno. Con dos victorias y dos derrotas acumuladas, los Red Lynxes, se reunieron de nuevo en navidad y dividieron el trabajo para que el importante partido contra Bielorrusia el día 6 de enero finalizara como lo hizo. Fernando Muñoz, seleccionador de la absoluta masculina: “nos hemos concentrado en una primera semana donde hemos ido recordando todos los conceptos que hemos ido trabajando durante el verano y la segunda semana, ya de competición, preparando el partido de Bielorrusia. Creo que el partido de Bielorrusia fue muy importante para nosotros por cómo se desarrolló, por la tensión y la motivación con la que jugaron los jugadores sabiendo que estábamos pendientes de esa victoria para lograr una clasificación que nos volvía a meter en un europeo, y que para este grupo es un paso adelante más.”

Una preparación que sumándola a un vibrante Pabellón de Los Planos, conducido por alrededor de 3000 personas, dio el resultado que se buscaba: lograr esa clasificación para el Campeonato de Europa. Un contundente 3 a 0 no solo dio la victoria a los Red Lynxes, sino que hizo que el día de Reyes de este año fuera un día que Aharón Gámiz siempre recordará. “Nunca había luchado por algo así y es emocionante, el hecho de poder conseguir una clasificación para un europeo, hacía muchísimo tiempo que uno se lo imagina pero hoy ha sido el día.” Felicidad absoluta fue la que sintió también el veterano Sergio Noda, que terminó el encuentro muy emocionado: “Creía que se había acabado. Yo ya… bueno, son muchos años en la selección, diez, once, no lo sé; creía que me iba a quedar en casa ya y que bueno, que este capítulo se había acabado y… pero bueno, la selección me llamó y hacía falta otra vez que estuviera aquí, que era muy importante, y la verdad que lo he hecho por el vóley, por ellos, por los chicos, por los jugadores… porque es muy bonito jugar un europeo, yo he tenido la suerte de jugarlo dos veces y sé que es muy importante para el voleibol español.”

Tras la victoria, llegó la supuesta calma con la clasificación de la selección, sin embargo la Confederación Europea de Voleibol, no dio por sentada esa clasificación de los españoles y no fue hasta el miércoles tras la victoria ante Georgia por 0 a 3, cuando la absoluta consiguió definitivamente el billete para el europeo, un billete que compartirán con las chicas y que será historia, porque volverán a coincidir en un europeo después de diez años.

Un gran inicio de 2019 el que nos han dado ambos conjuntos a todos los aficionados y también a los medios de comunicación. Así lo considera nuestra compañera de Alzando el Vuelo, Noelia Ortiz. “ Te acabas alegrando de la evolución que ha habido desde que empezó en verano la clasificación a ahora que el grupo está impresionante. Hubo fallos, como en todos los partidos, no se pudo hacer un juego cien por cien perfecto, y sin embargo vas tú también analizando desde tu lado esa evolución, el ver cómo han logrado formar un grupo tan, tan, bueno y bueno,  ahora ya nos espera el europeo y a ver cómo se dan las cosas allí.” Para eso habrá que esperar hasta septiembre.

 



Aunque todavía toca esperar a septiembre para ver cómo se desarrolla el torneo continental, desde este miércoles los Red Lynxes ya conocen a sus rivales de la fase de grupo. En el sorteo celebrado en Bruselas, España quedó encuadrada en el grupo B, del que es anfitrión Bélgica y en el que también se encuentran Serbia, Alemania, Eslovaquia, Austria.

La selección masculina comenzará la máxima competición europea el 13 de septiembre jugando su primer partido contra Eslovaquia y continuará jugando la fase de grupos en Bélgica hasta el 19 de septiembre. Si España se encuentra entre los cuatro primeros de grupo, pasará a octavos de final y continuará su participación en el europeo en las sedes de los Países Bajos, otro anfitrión de este torneo junto con Eslovenia y Francia, donde se disputarán las semifinales y final del campeonato.



LA AFICIÓN, EL SÉPTIMO JUGADOR.

 

El 6 de enero se pudo ver un pabellón lleno y una afición que en todo momento fue un jugador más. Lamentablemente, pocas veces se ve un pabellón tan lleno cuando se disputa un partido de voleibol, pero todos sabíamos que este no era un partido, sino el partido. Hablamos de ellos con Carlos Ranera, presidente del Club Voleibol Teruel, organizador del evento.

“Los requisitos para albergar un partido de clasificación de selección, por un lado, estarían los estrictamente técnicos como son las condiciones de la instalación y disponer de una serie de medios en la misma que hagan que la CEV autorice realizar el partido en esa sede; y por otro lado, estarían los de logística en cuanto organización del evento en sí mismo: localización de aeropuerto, disposición de transporte tanto de los equipos como del personal de la CEV o de la RFEVB, antes y durante, porque evidentemente hay que organizar la instalación de la pista etc. y durante la presencia de las selecciones hay que organizar horas de entrenamiento, horas de disponibilidad de salas de vídeo, todo lo que entraña un evento de esas características. Ahí, evidentemente, no solo es un mérito del CV Teruel, ni mucho menos, aquí es el ayuntamiento quien mostró disposición y un interés por traer este evento a Teruel y fue posible gracias a la suma de voluntades y sobre todo para que se pudiera hacer en las mejores condiciones posibles.”

Con todos esos requisitos cumplidos, había que trabajar por los objetivos que se había marcado el club organizador: “primero traer a la selección y segundo que la selección se encontrara como en casa”.  Tras un verano por Guadalajara, Valladolid, Soria y Melilla, el CV Teruel apostó por llevar a la selección a su ciudad contando con el respaldo de su afición, “uno de los objetivos principales era atraer al público y hacer que nuestra selección, en un partido tan decisivo como era que le enfrentaba a Bielorrusia el 6 de enero, tuviera ese apoyo y respaldo”, explica el presidente naranja, quien apunta que no hay que olvidar un dato: seis jugadores de la selección y dos técnicos de esta pertenecen al club turolense.

Con todo ello le pedimos a Ranera su valoración y fue esta: “la valoración la tenéis que hacer vosotros y la gente que asististeis de fuera, bien de medios de comunicación, redes sociales o aficionados de otros lugares que vinieron a presenciar el partido. El objetivo era que la selección estuviera lo más respaldada posible con el calor de la afición y, creo, que la organización aprobamos el examen. La mejor nota es que la selección consiguió estar en el europeo que, a fin de cuentas, era el objetivo principal.”

 


ESCUCHA AQUÍ EL REPORTAJE DEL PODCAST

COMUNIDAD VOLEY 1X08


 

Comunidad Vóley

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Shares
Share This