ESPAÑA YA TIENE CAMPEONES DE VÓLEY PLAYA

ESPAÑA YA TIENE CAMPEONES DE VÓLEY PLAYA

Paula Soria y Belén Carrro junto con Pablo Herrera y Adrián Gavira han ganado el Campeonato de España de Vóley Playa. Amaranta-Lobato, Tomás-Menéndez, Matveeva-Florián y Monfort-Larios, fueron las parejas que completaron el podium.

El jueves por la tarde arrancaba el Campeonato de España de Vóley Playa en la Reserva del Higuerón, en Fuengirola. La competición empezó con una fase previa en la que las parejas campeonas de cada comunidad autónoma fueron las primeras en enfrentarse. El viernes por la mañana llegó el turno de las parejas más punteras del ranking nacional y por la tarde comenzaron los choques de la primera ronda.

Desde la fase previa del jueves y hasta las finales del domingo por la tarde se disputaron más de sesenta partidos entre las categorías femenina y masculina, durante los cuales los espectadores no pararon de llenar las gradas para disfrutar de grandes puntos y un espectacular ambiente cargado de animación. A ellos hay que sumar los 92.000 espectadores que siguieron en directo las finales a través de Teledeporte.

Las novedades con las que llegaba este campeonato se vieron reflejadas principalmente en la categoría masculina donde los hermanos Huerta, pareja procedente del CIVP de Lorca, no pasaron de cuartos de final y terminaron la temporada en séptima posición; la pareja Monfort-Lario se hizo con el tercer puesto tras cinco años sin competir juntos y Tomás- Menéndez se colgaron la plata frente a Herrera-Gavira tras acceder por la fase previa.

En el podio femenino hubo pocas novedades, excepto la presencia de Belén Carro y ausencia de Elsa Baquerizo, se repitió el mismo que en la edición anterior: oro para Paula Soria, esta vez con Belén Carro, plata para Ángela Lobato y Amaranta Fernández y bronce para Olga Matveeva y Nazaret Florián.

 

BRONCE

Las primeras parejas con medalla que conocimos fueron las ganadoras del bronce nacional: Florián-Matveeva y Monfort-Lario.

“Para nosotras ha sido un campeonato bastante duro porque empezamos perdiendo en primera ronda”, nos explicaba Olga Matveeva, quien con su compañera, Nazaret Florián, forman una de las parejas nacionales más consolidadas; que se hayan subido al podio en los últimos seis años es una prueba de ello. “Estábamos entrenando durante los partidos y al final hemos sacado el bronce, así que estamos muy contentas por ello”, Matveeva en declaraciones a Comunidad Vóley para concluir que este puesto ha sido “deseado pero no esperado.”  El cuarto puesto fue para Saucedo-Zunzunegui que no pudieron jugar la semifinal por lesión de Teresa Zunzunegui: 0-2 (12-21, 16-21)

En el cuadro femenino se repetía el bronce de la edición anterior pero no sucedía lo mismo en el masculino. “La vuelta a la competición ha sido muy dura, hacía dos meses que estaba lesionado y volver a juntarnos el día de antes de venir al Campeonato de España es muy complicado”, nos contaba “Ino” Lario sobre la vuelta a la arena de la pareja Monfort-Lario tras cinco años compitiendo por separado.  En todas las finales del circuito nacional ha estado presente el apellido Monfort, sin embargo, con la baja de Vicente por lesión esto podría cambiar en la final del Campeonato de España. Finalmente, tal y como el valenciano nos pronosticó, la vuelta de Monfort-Lario podría dar sorpresas.

La pareja llegó a semifinales por ronda de perdedores, con cinco partidos disputados en dos días y con Herrera y Gavira como rivales. Tras vencer a la pareja local, Batallán-De Amo, en el primer partido de la jornada, Monfor-Lario supieron plantar cara a los olímpicos y a punto estuvieron de robarles un set (24-22). Tras ese partido con sabor a final, vencieron a García-Mesa, defensores del segundo puesto, en el que pudo a ver sido el último partido de la pareja: 2-0 (21-19, 21-17).Con las sensaciones con las que empezamos el torneo el viernes no esperábamos el tercer puesto. Después, conforme vas pasando partidos y vas cogiendo ritmo, quizá sí”, nos comentaba Javier Monfort tras recoger el premio.

 

PLATA

El segundo puesto masculino también fue inesperado, incluso para quienes lo lograron: Fran Tomás y Curro Menéndez.Para nosotros ha sido un premio porque veníamos desde la fase previa.Fran Tomás explicaba a Comunidad Vóley que este año, por diversos motivos personales tanto de él como de su compañero, no sabían si iban a poder participar pero sí que querían jugar juntos de nuevo, “lo hemos hecho, hemos disfrutado y jugar contra Pablo y Adrián, una de las mejores parejas del mundo, para nosotros es un orgullo y, a pesar del resultado, lo hemos disfrutado punto a punto.” 2-0 (21-11, 21-16)

 

En la categoría femenina no era tanta la alegría por el segundo puesto. Tras perder el primer set y remontar en el segundo, a Amaranta Fernández y Ángela Lobato, se les escapaba un igualadísimo tercer set en el que el oro podría haber caído a cualquiera de los dos lados de la red: 2-1 (21-16, 14-21, 15-13). Pese a la gran temporada internacional en la que han logrado un quinto puesto en el Europeo, Amaranta-Lobato volvían a quedarse subcampeonas de España por segundo año consecutivo.

¿A la tercera irá a la vencida? “Esperemos” nos contestaba Ángela sonriendo pero con los ojos cristalinos. “Queríamos otro fin, pero bueno. No estamos contentas, porque es complicado una vez que pierdes decir que estamos contentas; ahora hay que saber lo que ha ocurrido y a seguir trabajando para la siguiente. No hay más.

 

ORO

Herrera-Gavira llevan diez años jugando juntos y están en su mejor momento. Actualmente ocupan la quinta posición del ranking mundial pero, tras el bronce en el Campeonato de Europa, se colocaron en el segundo puesto. Con estos números, su participación en el Campeonato de España se esperaba que fuera impecable y que revalidaran título.

Nosotros siempre decimos que esto es deporte y aquí si no juegas a tope todo el mundo puede ganar, lo hemos visto en semifinales con Monfort-Lario, que nos pusieron las cosas muy difíciles en el primer set.”  Adrián Gavira, en conversación con Comunidad Vóley tras el partido, nos contaba qué supone para ellos jugar este campeonato, “no es muy fácil para nosotros porque si quedamos primeros es lo que se espera y si quedamos segundos segundos es un desastre. Así que no es un torneo sencillo, pero afortunadamente ha salido bien y ahora seguimos con nuestra hoja de ruta.”

La próxima parada en esa hoja ruta es el próximo mes en Las Vegas, donde comienzan la clasificación para Tokyo 2020 que esperan que sea “dura y larga. El nivel está altísimo, es muy bonito para el espectador pero sabemos que va a ser un año duro”,  y en la cual no les acompañará Sixto Jiménez, a quien le dedicaron unas bonitas palabras que arrancaron la ovación del público en la entrega de premios:“muchas gracias por todo lo que nos has enseñado, somos lo que somos gracias a ti y parte del vóley playa nacional ha llegado arriba gracias a ti. Has luchado mucho por este deporte y queremos darte las gracias.”

 

El oro femenino fue para Paula Soria y Belén Carro. La joven pareja nacional reconoce que están “en una nube” por la temporada que llevan y cómo la han cerrado.  No es para menos. Para Paula Soria, que lleva disputando todas las finales desde 2013, es su cuarto título nacional consecutivo, “hemos quedado campeonas de los Juegos del Mediterráneo, campeonas de la Copa de España. Cuando empezamos el proyecto en ningún momento pensamos en una temporada así”, nos contaba la alicantina con la piel de gallina tras recoger el premio.

Soria disputó la última final con Elsa Baquerizo, “una experiencia que a mí me enriqueció mucho”, pero esta lo ha hecho junto a otra compañera, Belén Carro, “un chica joven de 19 años que mentalmente es bestial”.  Y la alumna ha superado a la maestra; en la edición anterior, Carro jugó con Tania Moreno, otra promesa del vóley playa nacional, y en semifinales cayeron ante su entrenadora Olga Matveeva; Este año, la madrileña, se ha colgado el oro.

El secreto de Carro no es solo su físico, mide 1,90 metros, sino su cabeza, “cuando está concentrada es imposible sacarla del juego, es imparable” nos cuenta su compañera, aunque para ella el secreto es otro, “mucho trabajo duro, compenetrarse muy bien dentro de la pista y, sobre todo, mucho trabajo de día a día. Hay equipos que cuando llegan a un nivel ya no necesitan tanto entrenamiento pero para nosotras, como primer año jugando juntas, ese ha sido nuestro secreto: entrenar, entrenar y entrenar.”

 

¿Y AHORA?

Ahora a seguir trabajando cada uno en sus objetivos, tanto individuales como de pareja. Nazaret cambiará el bikini por las rodilleras, Olga se cambiará la camiseta de jugadora por la de entrenadora, Ángela y Amaranta seguirán trabajando en su proyección internacional y Paula y Belén volverán a Lorca a seguir entrenando día a día.

Javier Monfort volverá a vestir de verde en ambicioso Unicaja Almería, Ino Lario primero se centrará en recuperar su tobillo al cien por cien y nos anuncia que habrá muchos cambios de parejas; Fran Tomás y Curro Menéndez seguirán con sus respectivos proyectos fuera de la pista y Adrián Gavira y Pablo Herrera: “ahora a trabajar para que el que llegue, llegue para sumar más y con ganas”, concluía el de Castellón.


Y nosotros, una temporada más, colgamos el bañador y nos ponemos las rodilleras.

En Comunidad Vóley el balón sigue en el aire.

Vuelve a ver la final masculina: bit.ly/2wEMAzM   Vuelve a ver la final femenina: bit.ly/2PuaF46


Comunidad Vóley

Imagénes: Madison

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Shares
Share This