EL OTRO PUNTO: Dos selecciones de otra década

EL OTRO PUNTO: Dos selecciones de otra década

Las señales que prevalecen son las que garantiza que algo ha pasado. “El Otro Punto” es la sección de las curiosidades de un deporte formado por y para gente distinta. Los más de 160 metros cuadrados de pista con muchas líneas por escribir. ¡Qué vuele el balón!

Abrir los ojos y comprobar que eres parte de la historia. Cerrarlos y sentir como las ondas producidas por los gritos parecen mover el pabellón. Un terremoto de emociones cuando sabes que estás viviendo la historia. No golpeas el balón con las manos para lograr el objetivo de un país, pero te enfundas la camiseta y alientas a los tuyos para conseguirlo.

Nunca es tarde para valorar lo sucedido en este verano. Incluso es pronto teniendo en cuenta que la próxima vez que los Red Lynxes y Las Leonas jueguen será en Navidad. Por lo tanto, es el momento adecuado para hablar de algo único. No todos los días se tienen opciones reales de ver a tus dos selecciones en un Campeonato de Europea.

¿Recuerdan cuál fue la última vez que ambas selecciones jugaron sus europeos el mismo año? Las chicas y los chicos no sería la primera vez que lo hicieron. Hay que remontarnos al 2009 para poder tener representación en los dos campeonatos en el mismo año. Bien es cierto que en 2013, Las Leonas, y en el 2017, los Red Lynxes, también participaron en la máxima competición europea.

En 2009, la entonces campeona de Europa, no necesitó pasar fases previas para clasificarse al torneo celebrado en Turquía. Los de Andrea Anastasi defendieron la corona en el país otomano hasta ser doblegados en la segunda fase final. En cambio, ellas fueron primeras de su grupo consiguiendo la victoria ante rivales como Rumania, Macedonia y Azerbaiyán para ser primeros de grupo. Igual que la selección española masculina, ellas pasaron la primera fase del europeo, pero cayeron en la segunda, quedándose a las puertas de las semifinales.

Poca gente lo sabe, pero el próximo septiembre hará 10 años de esa hazaña. Una señal que prevalecerá en el tiempo y que no estaría de más repetir. Para ello, deben ganar sus dos últimos encuentros en enero. Dos selecciones con el objetivo de hacer sentir a sus aficionados que ellos son un jugador más. El terremoto de emociones debe volver a las pistas españolas.

Diseño portada y texto: Jorge Moragón (@JMoragon9)

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Shares
Share This