PALOMA DEL RÍO: “SOY UNA RECIÉN LLEGADA”

PALOMA DEL RÍO: “SOY UNA RECIÉN LLEGADA”

Tras más de 30 años dedicada al periodismo deportivo, la mujer que más Juegos Olímpicos ha retransmitido, pone por primera vez voz a un deporte de equipo: el voleibol. 

 

Su afición por el deporte va más allá de su trabajo, le gustan todos, unos más que otros, pero desde pequeña se recuerda viendo deportes en la televisión, lo que le ha llevado a ser una consumidora de deporte, practicante y actualmente la mejor periodista deportiva de este país. No lo digo yo, lo acredita la Medalla de Plata al Mérito Deportivo que se le concedió en 2011 y a la que se sumó la de oro en 2015, otorgada por primera vez a una profesional del periodismo, además de numeroso premios y galardones que ha ido cosechando a lo largo de su dilatada carrera profesional, aquella que inició en 1986 cuando entró de becaria en TVE y la cual le ha llevado a retransmitir 14 Juegos Olímpicos, 8 de verano y 6 de invierno. “He hecho muchas retransmisiones, especialmente gimnasia y patinaje, pero cuando Teledeporte empezó en el año 94 había que hacer de todo. He estado 3 años haciendo tenis, 4 años haciendo esquí, muchos deportes de invierno pero, fíjate, siempre deportes individuales.” Ahora, tras 32 años de carrera, es la primera vez que Paloma del Río retransmite un deporte de equipo, y no cualquiera: voleibol, “y me cuesta mucho trabajo porque no estoy acostumbrada; no estoy acostumbrada hacer ese seguimiento de esa emoción que le dan los compañeros a los deportes de equipo”, confiesa en la sala de Torrespaña, su casa, donde recibió a Comunidad Vóley para hablar de periodismo deportivo la víspera de San Francisco de Sales, patrón de los periodistas.

 

  • Después de tantos años con deportes individuales, ¿cómo es retransmitir un deporte de equipo como el voleibol?

Llevo poco, cinco partidos, siempre he visto vóley como espectadora pero no como comentarista y me cuesta.  Soy partidaria de hacer las transmisiones dejando que el espectador haga sus propias valoraciones y de no aturullar con mi sonido, que no va a aportar más que lo que ya la imagen ofrece, estoy segura, y no es mi forma de hacerlo. A lo mejor el espectador está más acostumbrado a un ritmo más frenético de la gente de radio, de la gente del fútbol… yo no sé hacer así las retransmisiones, no soy así ni me sale así. Las hago de una manera mucho más plácida, más tranquila, menos enervante. No sé si con eso voy a conformar a quien espera otra cosa de mí, pero está claro que alguien que es mestizo no le puedes pedir que sea negro ni que sea blanco, es mestizo y va a ser mestizo toda la vida. Yo voy hacer las transmisiones de la mejor manera posible, me las preparo lo mejor que puedo, pero si esperan de mí un hooligan no lo van a encontrar.

 

  • ¿Cómo surgió la idea de emitir voleibol en televisión?

En Teledeporte tenemos un canal magnífico para la promoción de todos los deportes minoritarios. En este caso ha surgido por el empeño personal de una persona de Iberdrola que, después de los JJ.OO. de Río, bueno después de los juego de Londres y luego ya se reafirmó en los de Río, se dio cuenta de que el deporte femenino necesitaba una ayuda, alguien valiente que se lanzara a por ello. Esta persona de Iberdrola, en un compromiso personal, convenció a su empresa de que había que apostar por el deporte femenino y cuando yo me entrevisté con ella en septiembre de 2016, ya tenía claro qué siete federaciones o qué siete deportes iban a apoyar. Ha sido tal el éxito que ahora estamos en quince federaciones. Están poniendo dinero para que se pueda retransmitir y se pueda dar visibilidad a una serie de deportes que jamás hubieran podido estar de una manera continua.

Imagen: Iberdrola

Las malas lenguas, dicen, que no nos equivoquemos, que Iberdrola está apoyando al deporte femenino porque ha dejado de apoyar a la selección masculina de fútbol, a la que apoyaba en sus grandes momentos pero que, como ya no es lo que era, cambia la inversión y se van a otros lados…. A mí me da igual si es por una cosa, por la otra, o por las dos a la vez, yo que siempre he sido una defensora del deporte femenino y de que se vea, que las federaciones tengan dinero para cubrir televisivamente la producción de los acontecimientos y que nosotros seamos los que se la emitimos me parece fenomenal.

El motivo es ese, una especia de triángulo entre Iberdrola, el Consejo Superior de Deportes y TVE. Ellos ponen el dinero y nosotros hacemos un paquete de muchas competiciones femeninas que se pueden emitir, tenemos hueco en la parrilla pero tampoco es fácil porque sábados y domingos está hasta arriba, por eso lo emitimos el lunes por la tarde, así el que quiera ver voleibol femenino lo va a encontrar los lunes por la tarde, le damos una continuidad. En el caso del voleibol primero se habló de emitirlo los viernes por la tarde, luego los jueves por la tarde, eso significaba que la Federación (RFEVB) también tenía que negociar con los clubes, quienes dependían de la disponibilidad de las jugadoras porque hay muchas que trabajan… no es fácil. Finalmente se decidió que se jugara en el calendario normal y se emitiera el lunes por la tarde, dándole un espacio que a lo mejor en fin de semana quedaba diluido entre tanto acontecimiento.

 

La que tiene familia porque tiene familia, y la que está haciendo un máster porque está haciendo un máster, o trabjando… no es fácil. Es cierto que con tiempo todos nos organizamos, pero no, no les puedes estar rompiendo la vida, una vida que no es profesional, es una afición muy grande que tiene su recompensa pero no es la que te da de comer, lo que te da de comer es otra cosa.

 


“A quien no lo conozca, le sorprendería  la cantidad de gente que sigue el voleibol”


 

  • ¿Y qué tenemos que hacer los medios de comunicación para lograr una equidad entre el deporte femenino y masculino?

Apoyarlo. Yo llevo toda la vida y mira cómo estamos… y llevo toda la vida en una herramienta tan importante como es la televisión. Todo lo que veo que hacen los compañeros son esfuerzos personales, cada uno pone y siembra en su medida: el que está en radio, en radio; el que está en prensa, en prensa… pero son compromisos personales no son compromisos empresariales, no hay una empresa, un periódico, un Marca, un Sport, que empresarialmente se dedique y apueste de una manera fuerte, a lo mejor apuesta de 60 páginas una, no llega ni al 10%… pero también entiendo que son empresas privadas y tienen que vender periódicos o publicidad en cuñas de radio y eso se lo da lo que se lo da, que es el fútbol.

 

  • Hoy en día, internet y las nuevas tecnologías permiten que haya variedad de canales, de redes sociales, plataformas de streaming etc. que ayudan a la difusión de los deportes menos mediáticos. ¿Son todo ventajas o también existe algún inconveniente en ello?

Desventajas no encuentro. A lo mejor para los grandes deporte, fíjate, por eso de la atomización, pero para los pequeños es una pantalla que les aparece, a lo mejor minúscula, pero es algo más de lo ya tenían. La visibilidad, el streaming, aunque sea con una cámara al fondo o a mitad de la pista, ya no digo con una realización de tres cámaras, no, eso ya ha sido algo que el espectador en su casa no tenía. Un señor de Logroño puede ver cómo juega su equipo en Las Palmas gracias a la tecnología, algo impensable antes ya que tenía que gastarse el dinero en un billete de avión y el hotel.

Yo no le encuentro más que ventajas pero también hay que saber organizarlo bien y organizarlo con calidad, evidentemente. No creo que se dé el caso de que estemos saturado de ver competiciones porque, locos del deporte, hay muchos, pero locos de uno o dos deportes, no que consuman cinco o seis ligas cada fin de semana. Al que le gusta el rugby, el rugby y al que le gusta el curling, el curling… pero hay  pocos que empiecen el sábado por la mañana y acaben el domingo por la tarde viendo todo. A lo mejor sí que los hay, pero es raro, y no creo que se vaya a dar el punto de que un aficionado al deporte termine harto de ver deporte… porque sería maravilloso, desde mi punto de vista. Yo soy una gran consumidora de deporte, desde snooker, deportes de invierno, saltos… ayer por la tarde me estuve viendo el descenso de Kitzbühel que es mítico, pero entiendo que yo soy un poco rara respecto a la media.

 


“A mí me encantaría que las retransmisiones sirvieran para que más gente practicara voleibol.”


 

  • Volviendo a las retransmisiones y al voleibol. Como comunicadora, ¿cómo preparas un partido?

El voleibol lo consumía como espectadora y lo primero que hice cuando me dijeron que íbamos a empezar a emitirlo fue coger el reglamento y leérmelo, ver si lo que yo pensaba que era el reglamento de verdad es, porque puede haber modificaciones que yo desconozco porque no estoy en el día a día de ese deporte. Después de ver la reglamentación, ver cuáles son los equipos, ver los resultados de la temporada anterior, ver cuáles son los equipos punteros, cómo han cambiado de nombre, cómo han cambiado de patrocinador, porque eso es importante: Logroño, Logroño… pero es que Logroño ha tenido numerosos nombres y hay dos equipos en la misma región, Logroño y Haro; Ver cuál es su trayectoria, ver las caras de las jugadoras, familiarizarte con ellas, familiarizarte, en la medida de lo posible, con su trayectoria… Es como siempre: estudiar. Luego, depende del fin del semana, en el All Star viendo un poco la trayectoria de cada una de ellas, de las chicas y los chicos, y en el día a día en la liga siguiendo todos los fines de semana la liga, ver quién ha subido, quién ha bajado. Este fin de semana pasado tuvimos el enfrentamiento entre primero y segundo, cómo ha variado la tabla, viendo quién es efectiva o quién ha funcionado o no ha funcionado… estudiando, hay que ir estudiando, y cuando llega el momento, meter la pata lo menos posible y hacerlo lo mejor posible y, sobre todo, quedándome tranquila de que he hecho el esfuerzo mayor. Yo sé que (las transmisiones) perfectas no son, evidentemente no puedo tener la misma fluidez de contenidos ni de comentarios que puedo tener en patinaje o gimnasia porque llevo 30 años haciéndolo y esto llevo 2 meses, y no sé el tiempo que estaremos haciéndolo pero de momento lo que es la liga y el play off lo tenemos por delante y lo suyo es que en cada partido vaya mejor, pero claro, sabiendo que yo hago las transmisiones como las hago. No puedo hacer algo que no sé ni he hecho nunca. Que puedo intentar darle otro aire, pues sí, pero el griterío no va en mi día a día y me chirría mucho en las transmisiones… cuando pones la radio y oyes a la gente chillar, dejándose la voz, ¿por qué no lo dicen? Si tienen un micrófono, no hace falta que chillen.

Foto: PALOMADELRIOTVE

  • En este tiempo en que estás viviendo el voleibol como profesional del periodismo, no como aficionada, ¿qué es lo que más te ha sorprendido?

Es interesante y divertido verlo. De momento ya voy poniendo nombre a las caras de las jugadoras, los entrenadores, me van sonando los árbitros… me siento cómoda haciendo las transmisiones. Lo único que hago es trabajar con humildad, sé que perfecta no soy y estoy absolutamente encantada de recibir sugerencias de cualquier persona que considere que me puede aportar algo. Ahora, en el día a día… me llama la atención la cantidad de gente que va a los pabellones, es algo desconocido. Que haya 700-800 espectadores sentados en la grada dice mucho, sobre todo en las ciudades pequeñas donde cualquier acontecimiento tiene una repercusión mayor que si lo metes en una ciudad grande que hay tantas cosas, teatros, cines, deportes… Además la gente es muy fiel a sus equipos y son muy partícipes de los partidos, aparte de entendidos, porque no solo los que asisten son los familiares de las jugadoras, sino gente que se va aficionando al voleibol o que lo ha jugado antiguamente.

 

  • ¿No esperabas tanta afición por este deporte?

A quien no lo conozca, le sorprendería  la cantidad de gente que sigue el voleibol, que dices “esto no lo ve nadie”, no, no, sí lo ven. La gente paga la entrada o va gratuitamente y, sobre todo, me llama la atención la fidelidad de la gente, cómo siguen al equipo, cómo les animan… Y las propias jugadoras, el carácter que tienen, concentrarse en un momento determinado, cómo les ves, ese lenguaje corporal de ellas habla mucho y cuando las cosas van mal se les nota mucho, la rabia… en el partido de esta semana, por ejemplo, la expresividad de Maira Westergaar, cuando empezaron a perder, cómo empezaron a animar, ¡venga, venga! a tirar a del equipo. Esa épica me gusta mucho.

 

  • ¿Es posible que ese carácter, esa épica de la que hablas, se vea más en voleibol que en otros deportes?

Es que es desconocido. Es desconocido, la gente no sabe que pasan estas cosas porque no lo ve, porque no hay visibilidad de estos deportes. Si tuvieran la rutina de verlo como lo ven en el fútbol sala o en el balonmano, no les llamaría la atención, pero como no hay posibilidad de verlo…  “Como no se ve, no existe”, no, no, sí que existe, el problema es que hasta ahora no se ha visto de la manera en que se está viendo. A mí me encantaría que las retransmisiones sirvieran para que más gente practicara voleibol, que es la federación que más licencias femeninas tiene, y que se animara… que sirva un poco de referente como ha pasado en muchos deportes. Niños o niñas que han empezado hacer deporte porque vieron tal acontecimiento en televisión y dijeron yo quiero hacer esto,  pues que sirviera ahora, que sirviera para fomentar el deporte, sobre todo el trabajo en equipo, el éxito en equipo, la derrota en equipo, a gestionar las emociones… todo lo que el deporte ofrece como valor educativo, este (el voleibol) o en un deporte individual.

 

  • Si algo ha quedado claro es que por mucha experiencia que se tenga y con todo el carrerón que llevas, siempre hay nuevos reto. ¿Cómo se plantea el futuro más inmediato Paloma del Río?

Soy una mujer curiosa, muy curiosa, estoy todo el día rateando por ahí en páginas, estudiando… yo pensé que había dejado de estudiar en 5º de carrera cuando hice el último examen y me equivoqué. Una editorial me ha pedido que escriba el libro que forma parte de una colección que se llama “El papel de la mujer en”  y este  va a ser en el mundo del deporte, ahora estoy preparando el guión de lo que va a ser. Luego tengo conferencias, tengo charlas, clases en másteres deportivos de chavales que están terminando y que se piensan que solo existe el mundo del fútbol y Cristiano Ronaldo y las tertulias deportivas de por la noche, les muestro el panorama y ven lo que hay y lo difícil que es llegar a eso que quieren, porque todos quieren lo mismo… a ver si se genera afición en otros ámbitos.  Yo soy muy, muy curiosa, cómo evoluciona internet, cómo influye internet en el periodismo, ventajas e inconvenientes, estoy preparando un libro, me sigo preparando las transmisiones porque cada transmisión lleva mucho estudio, de patinaje, de gimnasia, solapándolas… y luego viviendo, claro.

Foto: RTVE

 

Para ir terminando, Paloma del Río, como aficionada  y consumidora de todos los deportes, lanza un mensaje a los aficionados del voleibol: “a los que ven deportes que nos son mayoritarios, decirles que no tiren la toalla, que disfruten de ese deporte porque algo bueno tiene que tener para que haya gente que lo reclame. Un deporte que es dinámico, divertido, de equipo como el voleibol, tiene un punto atractivo que a lo mejor no todos lo han sabido ver o están cegados con el fútbol, donde siempre está puesto el foco, y que a lo mejor, explicado, con tranquilidad, dándote claves técnicas para que tú puedas desarrollar tu propia idea de lo que es ese deporte, puede resultar interesante y empezar a ganar más aficionados.”

Finalmente,  Paloma del Río, como profesional de la comunicación deportiva, concluye con otro mensaje para los periodistas que quieren dedicar su trabajo y esfuerzo a deportes menos mediáticos pero no por ello menos importantes: “lo primero que tienen que hacer es ser conocedores profundos de lo que quieren hablar. Si tú, como periodista, eres la persona a la que más gente en un momento determinado va a llegar a través de la pantalla, de la radio… tienes que dominar, cuando menos, la reglamentación, tú eres quien lo tiene que explicar. Yo creo que todo se basa en estudiar y en ofrecerlo lo más honestamente posible y en la manera en que tú creas que mejor lo puedes hacer. Ser honesto desde luego, yo no me puedo meter a hacer  un análisis técnico porque creo que no estoy capacitada para hacerlo, porque no, porque no he jugado al vóley más allá de lo que jugase en la playa o en el colegio con reglas elementales, sin tácticas, sin estrategias que tienen los entrenadores, sin puntos de vista de cierre, de saca a la líbero, al centro, a la dos, a la seis o dónde tengas que sacar…. Todas esas cosas yo, ahora, no me siento capacitada para analizarlas porque soy una recién llegada.  Ahora mismo no me puedo meter a valorar eso porque me faltan conocimientos y me faltan años de experiencia, sería una barbaridad y una temeridad por mi parte meterme hacer un comentario técnico en el que me pueden decir, ¿dónde va esta? y con toda la razón del mundo. Yo no quiero eso.  Yo quiero que la gente disfrute y trato de darle al espectador el lado más divertido posible de la retransmisión; luego, el que está viendo eso va a valorar, el que ya ha jugado o ha sido entrenador de voleibol, sabrá juzgar y valorar sin necesidad de mis comentarios, porque les gusta el deporte y porque tienen conocimientos y bagaje, yo ahora mismo lo tengo como espectadora y no como comentarista.”

 

 

 

Pilar Barbó.

 

 

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Shares
Share This