LOBATO-AMARANTA Y LOS HERMANOS MONFORT, CAMPEONES EN MELILLA

LOBATO-AMARANTA Y LOS HERMANOS MONFORT, CAMPEONES EN MELILLA

La playa de San Lorenzo, en Melilla, acogió del 31 de mayo al 3 de junio la primera prueba del Madison Beach Volley Tour 2018. Ángela Lobato y Amaranta Fernández se proclamaron campeona junto con los hermanos Monfort Minaya.

FEMENINA

A las 18h arrancaba la final femenina, retransmitida por Teledeporte para que aquellos aficionados que no pudieran desplazarse a Melilla no se perdieran ningún punto.

Las jóvenes Soria-Carro, campeonas de la Copa de España, se enfrentaban a Lobato-Amaranta en al final tras haber vencido a Bouza-Erika y Álvarez-Moreno en semifinales, respectivamente.

Para nosotras siempre es un placer volver a ver a los compañeros y competir aquí ya que nos pasamos mucho tiempo fuera” nos reconoce Ángela Lobato al preguntarle por la vuelta a la competición española en Mellila, “no habíamos estado antes y nos ha gustado mucho, hemos comido de maravilla y la gente ha sido muy agradable con nosotras.”

Sobre los partidos, Amaranta y Ángela, sabían que no sería fácil, entre otras cosas, porque desconocían a las parejas que tenían al otro lado de la red: “tanto la semifinal como la final eran partidos complicados. No nos habíamos enfrentado antes contra ellas y ambos se nos torcieron al principio.” Pero en la final, la malagueña y la catalana, supieron remontar y dar la vuelta al marcador, “a pesar de que no empezamos bien supimos reponernos, remontar y ganar, ¡fue un subidón! Era un partido complicado y nos lo pusieron muy difícil, pero teníamos muchas ganas de ganar y eso hizo que lucháramos hasta el final para conseguirlo.”

Finalmente se proclamaron campeonas de Melilla International Open al vencer por 1-2 a Paula Soria y Belén Carro (21-17/19-21/11-15). Álvarez-Moreno y Bouza-Erika ocuparon las siguientes posiciones.

 

 

MASCULINA

Tras la final femenina comenzó la masculina, que también se pudo ver en directo por Teledeporte. Esta vez se repetía el enfrentamiento del día anterior por un pase a semifinales: García-Mesa contra los hermanos Monfort.

Los Monfort llegaban con muchas dudas a la competición en Melilla. La que había sido la casa de Vicente durante los últimos años se volcaría con ellos aunque, debido a la lesión que arrastraba Javier tras la Copa de España, no sabían hasta dónde podrían llegar. “El día anterior el fisio vio que la lesión estaba cerrada pero corría el riesgo de volver abrirse, así que con un vendaje pude jugar pero sin haber entrenado desde la Copa, algo que me ha pasado factura en todos los partidos”, nos cuenta el menor de los hermanos.

El objetivo de los valencianos no iba más allá que de la semifinal, “creíamos que nos tocarían los Huerta y así nos quitaríamos la espinita de Canarias, pero no fue así. Volvimos a jugar contra Larios-Rojas y fue muy difícil. Nos conocemos mucho y no nos los pusieron fácil”, nos cuenta Javier. “La noche anterior tenía calambres en los isquiotibiales y no sabía cómo iba a jugar”, añade, por lo que la clave estuvo en Vicente, “mi hermano hizo un partidazo, fue él quien tiró del carro en todo momento. Además, en los puntos decisivos no fallamos, esa combinación fue lo que nos llevó a la final.”

En la final se medirían ante García- Mesa, una de las parejas favoritas del torneo. El tinerfeño y alicantino venían de lograr un quinto puesto en la prueba de World Tour celebrada en Ayden (Turquía) una semana antes, además ya se habían medido contra los Monfort el día anterior; sin embargo, no fue suficiente para hacerse con el título de campeones algo que ninguna de las dos parejas esperaba: “no nos esperábamos el resultado. Estábamos físicamente peor que el día anterior en que nos vimos. Sabíamos que nos iba a animar mucha gente, pero que también ellos iban mucho más entrenados”, reconocen los Monfort, que finalmente vencieron 1-2 (21-18, 14-21, 17-19) a Raúl Mesa y Christian García.

Quizá la clave de todo fue eso: la animación. “Tenía calambres en las piernas y ganas de tirar la toalla, pero el público animaba y te obligaba a no hacerlo. El triunfo es más de ellos que mío”, nos cuenta Javier Monfort. Y es que ese público que llevó a la victoria a los valencianos eran los ex compañeros de trabajo de Vicente Monfort, que hasta se hicieron camisetas y les animaron en todo momento.

Lario-Rojas y los hermanos Huerta ocuparon las siguientes posiciones.

 

  • ¿Y a partir de ahora?

Dentro de dos semanas toca jugar en Tarragona. Esperamos recuperarnos y poder entrenar para ir más rodados y sufrir menos. Creo que vamos a ir creciendo, esa es la principal diferencia con las otras parejas, nosotros tenemos más margen de mejora.

 


El Madison Beach Volley Tour no ha hecho más que comenzar, por delante quedan tres pruebas más antes del Campeonato de España que se celebra en Fuengirola, y algo está claro desde el primer momento: el espectáculo del mejor vóley playa está garantizado en todas ellas.


 

 

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Shares
Share This