El Deporte, un recurso contra el Acoso Escolar (CVR30)

El Deporte, un recurso contra el Acoso Escolar (CVR30)

El pasado mes de abril, en el Centro Cívico Su Eminencia de Sevilla, el Club Voleibol Rochelambert dentro de las actividades que está realizando en su 30 aniversario (CVR30) organizaba el evento: El deporte, un recurso contra el acoso escolar. Interesante ponencia a cargo de las psicopedagogas y especialistas en este tema: Elisabeth Rosa Pantoja y Lydia Nacimiento Rodríguez. En el cual se podía participar por las redes con la etiqueta #JornadaCVR

Las dos expertas nos han mostrado buena parte de lo que hay detrás del acoso escolar, también conocido con la palabra anglosajona “bullying”, enlazándolo después con los beneficios del deporte para intentar superar esta lacra que está presente en nuestra sociedad mucho más de lo que nos damos cuenta, o en su defecto, queremos asumir.

La tarde se iniciaba con la presentación de la charla a cargo del moderador de esta, Sergio Franco, el cual daba la palabra a Luis Gómez (director del Distrito Cerro-Amate) y a la presidenta del Club de Voleibol Rochelambert, Elisabet Muñoz Fernández. Ambos daban la bienvenida y agradecimientos a todos los allí presentes dando inicio a la jornada. La cual, en boca de su presidenta, nace de su completa vinculación con el barrio y su compromiso con el, por lo que no deciden hacer una fiesta para su celebración, sino que la mejor forma que encuentran para ello es la organización de este tipo de reuniones.

Tras estos preámbulos, las dos ponentes se hacían cargo de la conducción del evento y nos adentraban en lo que hay detrás de una persona que sufre este tipo de violencia. A través de diapositivas nos han ido guiando y enseñando lo que es el Acoso Escolar.

Lydia lo define como la “exposición de forma repetitiva y negativa, recibida por uno o varios estudiantes, donde una persona infringe de manera intencionada daño a otra persona.” Siendo la frecuencia de al menos una o dos veces por semana, para diferenciarla de casos puntuales.

El Acoso Escolar hay veces que traspasa la frontera del centro educativo, puesto que, si esos alumnos no solo comparten vida por las mañanas, sino que después realizan actividades por la tarde, ese daño se reproduce también en esas actividades extraescolares. En los últimos años se está acrecentando el Cyberbullying debido a la gran repercusión de las redes sociales. El gran impacto negativo que genera esta modalidad se debe, entre otros factores, a su rapidez de propagación y a la imposibilidad de controlar su difusión.

Lydia también nos indica que en el acoso no solo tiene dos implicados (víctima y agresor), sino que una parte muy importante de ese delito la tienen los espectadores, los cuales en su pasividad o en algunos casos, su forma de alentar al agresor determina el “éxito” de esa agresión. De forma general, el perfil del agresor denota mucha empatía e impulsivos, y la de las víctimas débiles y poco populares o rechazados. A través de dos vídeos nos mostraron con imágenes las consecuencias que tienen estos actos para las víctimas.

Tras el término de su ponencia, Lydia Nacimiento daba paso a su compañera Elisabeth Rosa, la cual nos indica las señales de alerta a las que debemos de estar atentos, y protocolos a seguir para ello.

Comenzaba con una advertencia clara: “el acoso escolar nunca debe ser justificado por nadie, y los padres deben estar atentos a señales reiterativas tipo ropa rota, pérdida de material escolar, etc. Nunca dirán me lo han quitado, siempre se les ha perdido. El rendimiento escolar puede ser un indicador de ello también. Hay veces que un alumno baja su rendimiento para no destacar y ser objeto de burlas.”

Todos debemos saber que existe un protocolo oficial para casos de Acoso Escolar en la Ley, al igual que en los centros educativos. Aunque estos han avanzado, ya que antes se realizaban acciones como poner cara a cara a agresor y víctima, y con el tiempo se ha visto que esto era contraproducente. Elisabeth, a través de sus diapositivas, nos explica cómo debe ser el comportamiento de los familiares con las víctimas y agresores, al igual que la forma de actuación por parte de la escuela, incluyendo también a los espectadores.

El carácter lúdico del Deporte ayuda a evitar esta lacra gracias a sus beneficios, que no son solo los referidos a la Salud. Alguno de estos provechos es el trabajo en equipo, y genera una cadena de consecuencias positivas tanto para el agresor como la víctima.

Al término de la ponencia, el moderador Sergio Franco, acompañado de las dos psicopedagogas, invitaba a subir al estrado a Juan Rodríguez Rubio, profesor del IES Salvador Távora. Daba comienzo por tanto la mesa redonda para que todos los que estábamos presentes pudiéramos expresar nuestras dudas o hacer públicas nuestras experiencias en los temas tratados.

Fueron varios de los asistentes que expresaron sus vivencias y salieron a relucir casos como el de un padre que acude a la clase de su hijo, víctima de Acoso Escolar, para explicar a sus compañeros lo que está viviendo su hijo y su familia. Un caso de una niña, que gracias a sus cualidades puede aspirar a algo importante en su deporte, y sufre acoso por parte de sus compañeras que intentan ridiculizarla, …

El profesor Juan Rubio, nos explica su trabajo fuera del horario escolar para que, a través de actividades como por ejemplo la danza, que con acciones de “Flash Mob eligen temas sociales y el pasado año eligieron el tema del Acoso Escolar a partir de la campaña “Se Buscan Valientes”.

Tras 2 horas de charla, se daba por finalizado este interesante acto organizado por el Club Voleibol Rochelambert en colaboración con el IMD de Sevilla.

 

Texto: Dani López (@DaniLopezVoley )

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Shares
Share This